Koopmann: “Las transiciones no deben ser rápidas sino ordenadas y seguras”

Marcos Koopmann, Presidente del BPN, realizó un repaso por las inversiones y el plan de expansión de la entidad. No dudó al afirmar que deben mejorar la atención al cliente, que el neuquino sabe de finanzas personales y se mostró optimista con el rumbo de la economía del país.

Han abierto una sucursal en El Cholar y proyectan en Aluminé y Villa Traful. ¿Por dónde sigue el plan de expansión del BPN?

Vamos a invertir en 60 nuevos cajeros automáticos para el banco, a eso le sumamos unidades de banco móvil para cubrir casi todo el ancho y largo de la Provincia. Dos de esas unidades móviles ya están presentadas y establecidas en los lugares en la zona Centro y Norte de la provincia. A esto le sumamos la ampliación y remodelación de la sucursal de Banca Empresa de Neuquén capital, la de Andacollo y Plaza Huincul. En los trabajos de Banca Empresa, que el objetivo es mejorar y aumentar la atención a las pymes, se proyecta invertir 20 millones de pesos.

Han lanzado la línea de créditos para emprendedores con garantía Acindar Pymes, ¿cuáles son las expectativas con esta línea? ¿Cómo evalúan la primera respuesta de emprendedores?

Nuestras expectativas son altas, creemos que los emprendedores y las pymes son la principal herramienta y motor de crecimiento de la economía de la región y de la Argentina, y principal fuente de empleo del sector privado. Hemos generado esta herramienta para facilitar el acceso a los emprendedores porque muchas veces se encuentran limitados con sus garantías y, al firmarse este convenio con Acindar, el aval es la empresa. Ya se están analizando algunos casos que han solicitado. Queremos llegar a los 50 millones de pesos.

¿Cuáles son los “pendientes” del banco? ¿Y los objetivos para este año?¿El mayor desafío para lograrlos?

Queremos mejorar la calidad de atención, aumentar el uso de la tecnología -por eso hacemos la inversión en cajeros automáticos, lo cual permite bancarizar al no bancarizado y atender a clientes actuales- y estamos trabajando en una app para que se pueda hacer todo tipo de operaciones.

El otro punto en el que estamos poniendo foco es el de créditos a PYMES. Tenemos productos competitivos y necesitamos que no nos vean sólo como un banco de servicios u orientado sólo a los individuos. Con respecto a este tema, el mayor inconveniente es que estamos atravesando momentos de tasas altas… Las PYMES están en días complejos por los costos que tienen, los ajustes de tarifas trajeron algunos costos adicionales… Quizá a las PYMES les cuesta cambiar de banco, pero una vez que se presenta la documentación y los papeles, nuestro banco tiene mejores tasas.

¿Cuáles son los principales pedidos de los sectores productivos de la provincia? ¿Y de los pequeños ahorristas?

En esos meses, para los sectores productivos estamos más orientados a capital de trabajo que a inversión. En cuanto a los pequeños ahorristas, están pidiendo plazos fijos, tasas competitivas y hemos crecido en depósitos al banco. Hoy casi el 70% de los depósitos del banco son privados, lo cual significa que se está confiando en la entidad.

¿Cómo maneja sus finanzas el neuquino? ¿Ahorra? ¿Invierte (en qué)? ¿Toma crédito? ¿Para qué consumos toma créditos?

Encontramos neuquinos que invierten y neuquinos que ahorran. Nosotros vemos un crecimiento en ahorro -somos el banco que opera en Neuquén que más creció en depósitos- y hay quienes invierten. Creo que el neuquino sabe de finanzas personales, es un cliente exigente que conoce cuáles son las condiciones del mercado y está informado.

Los créditos hipotecarios tuvieron un boom con los UVA. Ahora que la inflación está lejos de la meta y el dólar sube, ¿cómo analiza el panorama? Desde el banco, ¿cuál es la recomendación?

La gente tiene que analizar muy bien la relación de su cuota con los ingresos porque el crédito UVA se ve reflejado con la inflación. Nosotros tenemos la cláusula del coeficiente de variación salarial porque no nos queremos quedar con las viviendas sino que los clientes puedan pagar. Las expectativas de demanda son altas, hay un porcentaje alto de gente que busca comprar, la gente está esperando a ver si vuelve a tomar hipotecario o no. Están llegando 22 familias por día a la provincia y necesitan vivienda. Hay una demanda importante, creo que en un par de meses más -cuando la inflación esté a la baja- todas las consultas que están haciendo los clientes las van a querer llevar a la realidad.

¿Qué cree que va a pasar con el dólar?

El dólar está teniendo una suba importante, creo que el Banco Central está dejando que fluya al ritmo del mercado, está liberado. Para las economías regionales un dólar más alto es importante porque permite recuperar parte de la competitividad, pero es clave que no suban los costos. Si esto pasa, vamos a estar en un problema nuevamente. Debe ser un dólar que permita que se exporte.

En relación a la Economía, ¿cómo ve el presente de la provincia y la región? ¿Y a nivel nacional?

La economía de la región la veo con un crecimiento sostenido con el reacomodamiento de algunas variables. Para algunas PYMES es difícil, pero con eficiencia y trabajo finalmente se acomodan. Los resultados no se van a ver en el corto plazo sino en el mediano y largo plazo. La economía de la región, en materia de gas y petróleo, está teniendo una recuperación incipiente y en otras economías, como puede ser la frutícola y otros sectores primarios, están en una situación mucho más difícil, pero no sólo por el dólar sino también por costos internos que le complican la situación. Es una etapa difícil, han habido cambios macroeconómicos en Argentina, a veces se espera que las transiciones sean rápidas y no deben ser rápidas sino ordenadas y seguras con previsibilidad, como hoy se está dando.

¿Qué debate se debe el país en términos políticos? ¿Y económicos?

En términos económicos, el debate es cómo bajar los costos internos y discutir planes en el largo plazo, no en el corto. Hay que tomar decisiones estratégicas de adónde queremos ir pensando en presente y en futuro. Hay que transitar de modo ordenado independientemente de la cuestión política. Dar un debate estratégico y preguntarnos: ¿Queremos ser un país industrial? ¿Agroindustrial? ¿Importador? ¿Exportador?… Tomar una decisión y seguir ese camino. Si tomamos una definición y cada 4, 8 o 12 años la cambiamos, vamos a ser un péndulo.

¿Están dadas las condiciones para ese debate?

Creo que sí, nunca digo “no” al diálogo porque creo que es la única forma de encontrar un camino. Para que eso se dé, todos tienen que dejar a un lado sus pretensiones.

Y respecto a la sustentabilidad, ¿cómo la promueve el banco?

El tema del medioambiente para mi es también un punto importante y es un debate a dar en relación a lo económico y muchas veces no se da. Este año vamos a pasar varias sucursales de energía tradicional a alternativas, vamos a trabajar -y en algunas sucursales ya se está haciendo- para que los legajos sean todos digitales, no vamos a utilizar más papel, no va a haber archivos y estamos trabajando en que las cajas ya no emitan más recibos en papel sino que sean digitales y que lleguen al email o al celular. Estamos pensando en el cliente y en el cuidado del medioambiente.

Por Carla Barbuto

Fuente: http://realidadeconomica.com.ar