Inauguraron mural contra la desnutrición infantil

Un mural emplazado en el balneario Río Grande invita a dar una mano para combatir la desnutrición infantil. Inaugurado con la técnica de mosaiquismo, expresa voluntades aunadas de artistas, instituciones y funcionarios para colaborar todos juntos con la cruzada nacional de la fundación CONIN “Por una Argentina sin desnutrición”.

Son 98 manos abiertas creadas por artistas de la región y entusiastas colaboradores que “con la ayuda de dos molinos de viento vuelan para poder ayudar”, deslizó Virginia Zapata, artista y coordinadora del mural que se destaca en un paredón del Club Municipal. Patricia Tobares, Romina Andrade y Fabiana Suárez son las otras hacedoras de esta muestra de arte.

“Con este mural buscamos concientizar sobre la importancia que tiene que todos contribuyamos en esta batalla colectiva”, agregó. Dijo que con este objetivo ya se hicieron 144 murales en la Argentina y que en la región hay en San Carlos de Bariloche, Cipolletti, General Roca, Villa Regina y Plaza Huincul, sumándose ahora el de la ciudad de Neuquén.

Con la Fundación CONIN colaboraron las artistas, el municipio que representado por el secretario de Obras Públicas, Guillermo Monzani, en uso de licencia política, aportó la pintura para la obra a través de la empresa Perfil, y el Club Municipal.

“Nunca mejor dicho “manos que ayudan” si cada uno de nosotros aportamos nuestro grano de arena al fin que tiene la fundación CONIN”, mencionó Monzani. “Todos estamos colaboramos con un fin único que es quebrar la desnutrición de los niños en nuestra ciudad, ése es el mensaje que queda, y por eso es de mucha satisfacción colaborar con esta iniciativa”.

Ezequiel Chávez, presidente de la comisión directiva del Club Municipal, agradeció a CONIN por elegir a la institución para la realización del mural “y por poder aportar este grano de arena a esta causa muy noble”. Agradeció también “a las muralistas que trabajaron aún en jornadas con mal clima y mucho viento”.

Verónica Junge Paz, coordinadora del Centro de Prevención del Oeste de CONIN, apreció la colaboración recordando el objetivo del “quiebre de la desnutrición, que es algo en lo que todos podemos colaborar porque es un tema integral. Todas estas iniciativas que colaboran a socializar nuestro trabajo redunda en beneficio de los niños que están en nuestro centro”.

Acerca del muralismo y de la técnica elegida, Zapata remarcó el hecho de ser “un arte popular que llega a todas las personas” y que en este caso transmite la idea de “dar una mano para que el flagelo de la desnutrición, que no tiene que existir, desaparezca”. “La intención es crear conciencia sobre esto”, insistió.

La artista Patricia Tobares resaltó la experiencia comunitaria, “el arte callejero es una experiencia social básicamente y es lo que generó este agrado de encontrarnos con gente joven y con personas que pararon para preguntar” y se sensibilizaron con la campaña.