Alma “Chani” Sapag: “La armonización de las cajas es para privatizar las jubilaciones”

Por Héctor Mauriño – hmaurino@gmail.com

Fuente: vaconfirma.com.ar 

La candidata a diputada nacional del MPN, Alma “Chani” Sapag, sostuvo que la armonización de las cajas jubilatorias planteada por el gobierno de Mauricio Macri “es con miras a una privatización” del sistema previsional argentino, y consideró una suerte de “ultimátum” el pedido de información detallada sobre los 23 mil jubilados del ISSN formulado por Nación.

“El adversario es Cambiemos”, afirmó la diputada provincial y se pronunció contra “el embate” del gobierno nacional contra las provincias que implican medidas como la reducción del presupuesto de la Universidad del Comahue, la restitución del fondo del Conurbano Bonaerense y la liberación del precio de los combustibles.

-El gobierno neuquino tiene muy buena relación con Nación. ¿Usted va al Congreso a levantar la mano o a poner límites a algunas políticas de Cambiemos?

-No, voy con la total convicción de defender los intereses de los neuquinos. Creo que el gobernador Omar Gutiérrez tiene una muy buena relación con Nación, lo que no quiere decir que comulgue con las políticas nacionales. Ha sido básico en el Movimiento Popular Neuquino respetar las instituciones y en este caso a quien ha sido elegido presidente de la República, pero de ninguna manera vamos a levantar la mano en contra de los intereses neuquinos.

-El MPN se reclama de contenido social, popular, federal y este gobierno de Macri es neoliberal, ¿no choca eso con lo que plantea su partido?

-Totalmente. Nuestra esencia es justamente social y de ninguna manera comulgamos con ese tipo de ideologías. Eso lo tenemos absolutamente claro. De ahí que estemos en esa férrea defensa de los intereses de los neuquinos, de conquistas que nos han llevado muchísimo tiempo y que no pensamos perder.

-A usted se la menciona como vinculada a las comunidades mapuches de la provincia, pero la postura del gobierno nacional con las organizaciones indígenas no parece ser tolerante.

-La verdad es que la relación que me une con las comunidades mapuches es una relación de trabajo, de afecto. Permanentemente estamos en contacto. Hemos sido precursores, en 1964, con Felipe Sapag, en la reserva de tierras para las comunidades y actualmente tenemos 500 mil hectáreas más escrituradas para ellas. Tenemos tres ampliaciones para escriturar: las tierras de Calfucurá, de Antipán y unas hectáreas importantes para la comunidad de Namuncurá que históricamente le corresponden. Nosotros conocemos profundamente a nuestras comunidades mapuches, que están integradas con el resto de la sociedad. Tenemos médicos, policías, docentes de esa comunidad. Entre nosotros la interculturalidad es algo natural. Hablaremos de idioma, de comidas, pero no de que somos diferentes: somos iguales y sentimos igual. Que siempre hay grupos minoritarios ruidosos, bueno, es normal, no todos van a pensar igual, pero nosotros tenemos un gran respeto. Fíjese lo que dice nuestro himno… (N de la R. el Neuquén trabun mapu, que en mapuche significa “Neuquén, tierra de encuentro” es el himno oficial de la provincia).

-Claro, ruidoso era Maldonado que está desaparecido…

-No, ese es un tema serio. Cuando dije minorías quise hablar de quienes trasgreden o usan a las comunidades para beneficios personales, pero de ninguna manera me refería a esto. El tema de Maldonado nos afecta a todos los argentinos. No debiera haberse dado nunca más en la Argentina y eso además agrava la división entre argentinos, que nos debiera preocupar a todos. “Te odio o te amo”, ¿cómo es esto?

-¿Usted es la representante de Jorge Sapag en el gobierno?

-No, no, la verdad es que no. Admiro a mi hermano, creo que es un gran político y una gran persona, pero a uno le gusta también tener luz propia. Por supuesto que lo consulto, tengo la suerte de tener de hermano a un hombre que es un gran político.

-Después de las PASO, en las que usted fue la candidata más votada pero el MPN perdió frente a Cambiemos, ¿hay un cambio de estrategia, de provincialización por nacionalización?

-Yo cambio la palabra nacionalización por “conurbanización”. Creo que lo mismo que sufre Neuquén lo sufre Jujuy, Salta o La Rioja. Menos el conurbano de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, el resto estamos en las mismas condiciones. Y digo conurbanización porque en definitiva eligen el presidente de la República y a la mayoría de las Cámaras en el conurbano.

Pero me gustaría aclararle a la ciudadanía que en estas elecciones no votamos a Macri ni a Cristina Kirchner, uno es presidente y la otra candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires. Hay una gran confusión por los medios nacionales que llegan a todo el país y generan por ejemplo esto que hablamos de Santiago Maldonado, el quiebre que se da a través de esos “te odio” o “te quiero”.

El MPN en estas elecciones de medio término siempre ha tenido dificultades. Hemos salido airosos de las PASO, con la mayor cantidad de votos y bueno, sí, hemos hecho un cambio de estrategia, por una más personalizada, más cercana a la gente; vamos casa por casa a explicar las cosas mano a mano. Es la herramienta que tenemos porque no contamos con medios nacionales.

Cuál es el verdadero adversario del MPN: Rioseco, del Frente Neuquino; Schlereth, de Cambiemos; Martínez del kirchnerismo?

-Para mí el adversario es Cambiemos. Nosotros discutimos políticas como el restablecimiento del Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense, contra el que tengo tres objeciones: una formal, que es haber ido con una demanda a la Corte Suprema antes de haber dialogado con las provincias; otra de fondo, que es que de aquí en más Neuquén perdería más de 1.200 millones de pesos y la tercera, de la que poco se habla, es que Buenos Aires plantea una reparación retroactiva al ’96, lo que equivale a miles y miles de millones de pesos. ¿Quién lo va a pagar?

-Por el contrario, usted plantea una reparación para Neuquén, ¿cómo es eso?

-Claro, es lo lógico. Nosotros producimos gas y petróleo hace más de 90 años. La comarca petrolera proveyó al país de los hidrocarburos convencionales y muchas veces me pregunto ¿dónde están? En el conurbano, en las fábricas del conurbano está esa riqueza, porque acá no quedaron.

Luego llegamos a la reforma constitucional del ’94 y pasamos a ser dueños de nuestros recursos, y Dios, la Tierra, nos da otra oportunidad que son los hidrocarburos no convencionales, pero los ductos que transportan esa riqueza deberían terminar en nuestros parques industriales. Nosotros tenemos derecho a que una parte del 50% del gas y el 22% del petróleo nacional que aporta la provincia, se quede en Neuquén para dar trabajo.

Tenemos serios problemas y los problemas se resuelven con plata. Estas cinco familias que entran por día, este crecimiento exponencial que hemos tenido del 2010 hasta el 2017 de más de 300 mil habitantes, requiere de inversiones.

Entonces, volviendo al gobierno nacional, cuando se ve el presupuesto para el 2018 uno se quiere matar, porque la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires reciben 11 veces más subsidios que cualquier provincia; en luz, agua, transportes. Nosotros pagamos el doble el boleto de colectivo. Ochenta mil  millones en subsidios por año, reciben la CABA y la provincia de Buenos Aires, nosotros subsidiamos hasta el subte de Buenos Aires.

¿Cuánto aporta Neuquén en concepto de gas y petróleo y cuánto se está ahorrando la Nación con el no convencional neuquino al no tener que pagar el gas de Bolivia y de los buques metaneros? Todas esas cosas hay que ponerlas en valor y discutirlas, porque (los funcionarios nacionales) nos hacen una escuela y tenemos que decirles gracias, y resulta que los fondos son de los neuquinos.

-Hablando del tema petrolero, ¿qué perjuicios puede traerle a Neuquén la reciente liberación del precio de los combustibles?

-Sin ninguna duda que puede afectar los ingresos de la provincia. Por eso hemos sido tan calmos. Por algo hay una discusión interna entre el presidente de YPF (Miguel Angel Gutiérrez) y el ministro de Energía (Juan José Aranguren). La historia parece repetirse y me acuerdo de mi padre (el extinto senador Elías Sapag) en su lucha en defensa del federalismo, de los intereses de los neuquinos que tantos años tuvo que hacer en el Senado de la Nación. Por eso creo que a la banca hay que darle mucha calidad, inteligencia y fortaleza.

-Usted piensa que detrás de la armonización de las cajas está el interés del gobierno nacional por volver a privatizar el sistema previsional?

-Yo creo que sí. Lo vivimos y el pánico es volverlo a vivir. Neuquén ha defendido en la década de 1990 -la década triste, de la privatización de todo- sus empresas del Estado, como el BPN, Corfone, el EPAS, el EPEN.

Ahora, respecto de la caja jubilatoria del ISSN, yo creo que la armonización es con miras a una privatización. Me llama mucho la atención que el gobierno nacional le haya pedido a la provincia conocer los 23 mil expedientes de los jubilados. Este es el ultimátum de Nación por la caja. Solicitan conocer los ingresos y egresos de cada subsistema -salud, educación, empresas del Estado-, además de un detalle de afiliados que aportan al sistema de previsión y sus remuneraciones; el gasto en jubilaciones, retiros y pensiones con cantidad de beneficiarios y la historia de cada uno de los jubilados de la provincia de Neuquén. ¿Cómo cree usted que puede caernos este avance sobre la autonomía provincial?

-Usted dice que su gobierno va a defender la caja, pero la administración Cambiemos tiene formas de presionar a las provincias que se resisten…

-Sí, no mandándonos plata… y bueno, encontraremos la forma de hacerles ver a los funcionarios de la Nación que ellos también necesitan de nosotros. Porque por lo visto Vaca Muerta es lo único que les importa.

-¿Usted cree como el candidato de Cambiemos que en el presupuesto del 2018 le van a dar a la Universidad del Comahue más fondos que antes o coincide con el rector en que le recortaron los fondos?

-A mí no me cabe la menor duda que el rector de la UNC tiene razón. ¿Qué necesidad tiene Crisafulli de hacer política? El vela por el buen funcionamiento de la universidad y lo ha demostrado. Tenemos 25 mil estudiantes, una universidad de prestigio que transfiere tecnología, que tiene un convenio de investigación con el Conicet y que cada vez que hay un problema tiene a disposición los mejores equipos, entonces cómo no voy a considerar que el rector tiene razón.

La municipalidad de Neuquén contrató a la Universidad de Rosario para estudiar el sistema de transporte en la ciudad. Supongamos que Rosario tiene las carreras especialistas en el tema, pero ¿no se pudo hacer un convenio entre ambas casas de estudio y haber transferido conocimientos entre ambas universidades? Lo del acuerdo es más grave aun sabiendo que la UNC está en dificultades económicas.

-¿Usted tiene la impresión de que Cambiemos ya está pensando en la gobernación en 2019?

-La verdad es que eso no me quita el sueño. Creo que no ganaron las PASO, porque todos sabemos que el tema es si suma o no los votos de (la lista opositora interna encabezada por Alejandro) Vidal. Creo que mucha gente va a reflexionar, estos últimos días hemos tenido un embate tremendo de Nación y me parece que tenemos que saber mirar un poco las cosas y defender lo que es nuestro.